¿Cómo limpiar correctamente una chimenea de leña?

produccionchimeneas

¿Qué puede aportarnos tener una chimenea en casa? - chimenea de leña

Tanto si ya eres propietario de una chimenea de leña como si estás pensando en adquirir una y aún no sabes muy bien los pasos adecuados a seguir, no te preocupes, desde La Casa de las Chimeneas te daremos los mejores consejos para que puedas realizarlo de manera correcta.

Antes que nada, hay que conocer que el mantenimiento y limpieza en una chimenea de leña es más importante que en otros elementos de calefacción como pueden ser las estufas debido a que producen hollín y creosota. Estos dos elementos si no se realiza una adecuada limpieza puede obstruir el conducto de escape de humos y puede llegar a suponer un problema en el funcionamiento de la misma. Es por ello, que requieren una limpieza periódica y como expertos en la materia te aconsejaremos a seguir estos pasos para realizarla correctamente.

Pasos para limpiar tu chimenea de leña:

  1. Antes de comenzar con la limpieza, es recomendable retirar cualquier mueble o elemento cercano para evitar que se ensucie y proteger la entrada de la chimenea con algún tipo de plástico o papel para evitar la salida de suciedad al interior de donde se encuentre instalada.
  2. Inspecciona el interior del conducto para descartar que haya alguna obstrucción o desperfecto grave, en este caso puedes llamar al equipo de La Casa de las Chimenas que estaremos encantados de darte soporte.
  3. Nos colocaremos en el tejado junto a la salida de humo y con la ayuda de un cepillo rígido con puntas metálicas frotaremos las paredes intentando llegar lo más profundo posible.
  4. Tras esa primera pasada será necesario pasar un raspador de hollín para despegar todos los residuos más resistentes que aún estén adheridos a las paredes del orificio.
  5. Una vez que hayamos terminado solo nos queda volver al interior de la casa y retirar todos los residuos que hayan caído desde la parte superior. Para este último paso retira el plástico o papel protector que sugerimos anteriormente y barre o aspira los desechos.

Tras esta limpieza también es importante conocer que existe un “deshollinado químico” recomendable y complementario a la limpieza manual que hemos explicado anteriormente. Ésta está compuesta por un tipo de leño deshollinador que deberás de dejarlo arder unas 2 horas aproximadamente hasta que se apague, una vez terminado simplemente retira los restos y podrás a volver a usar tu chimenea de leña tal y como hasta ahora.

Si quieres ahorrarte estos pasos o no te atreves siempre puedes contar con la ayuda de nuestros profesionales que te asesorarán y realizarán un trabajo de calidad en La Casa de las Chimeneas para darte la sensación de tener una chimenea nueva.